top of page
  • Mark Keyes

¿Te hace daño Jesús?

"Por tercera vez Jesús le preguntó:—Simón, hijo de Juan, ¿me quieres? A Pedro le dolió que por tercera vez Jesús le hubiera preguntado: «¿Me quieres?» Así que le dijo:—Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero.—Apacienta mis ovejas —le dijo Jesús—. " Juan 21:17

 

A Pedro le dolió en el corazón cuando Jesús le preguntó tres veces si le amaba. Pedro no sabía qué responder. Nosotros tampoco sabemos cómo responder a Jesús por que no entendemos Sus caminos. Pedro amaba a Jesús y estaba comprometido con Él, pero no sabía cómo seguirle o identificarse con Él. Pedro necesitaba ver que estaba identificado con Jesús. Recuerda, Pedro negó a Jesús tres veces. Negar a alguien es no estar identificado con él en absoluto. Jesús tenía que traer a Pedro de vuelta, de vuelta al amor, y una llamada a seguir adelante.


Los cristianos podemos seguir a Jesús cuando las cosas son fáciles y van bien. También nos fascinamos con Jesús. Todo esto es bueno hasta cierto punto, pero ¿qué pasa cuando estamos experimentando circunstancias desafiantes en las que nos sentimos presionados, tentados, a prueba, y le fallamos a Jesús? A veces necesitamos una experiencia de negación como la de Pedro para llamar nuestra atención. Entonces somos confrontados por nuestro Señor Jesús para levantarnos y seguirlo. Jesús llama nuestra atención en lo más profundo de nuestro corazón, como Pedro, para que sepamos que estamos identificados con Él, que le pertenecemos, ¡así que sígueme!


No hay un momento en nuestra vida en el que no estemos diciendo: "Señor, muéstrame tu voluntad". Estamos identificados con Cristo, y nuestras elecciones, experiencias y sentimientos no cambian nada. No importa lo que experimentemos o incluso si renegamos de nuestro Señor, Él dice: "Sígueme".


Nos desafía a preguntarnos: "¿Me amas?".


"Señor, gracias porque no importa lo que haga o diga, Tú siempre estás delante de mí y me llamas hacia Ti. Estoy identificado Contigo y dispuesto a hacer Tu voluntad hoy".


Nuestros sentimientos y emociones nunca son lo suficientemente fuertes como para alejarnos del poder y el amor de nuestro Señor Jesucristo. Podemos hacer una elección y decir: "Te seguiré. Sigo identificado contigo, Jesús".





[Adaptado de The Bondage Breaker y Stomping Out The Darkness del Dr. Neil Anderson y el Dr. Dave Park.]

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page